Analizamos el primer aniversario de la Ley que afecta a los compradores de vivienda sobre plano en El Mundo.
201710.01
0

Compradores de vivienda sobre plano

Analizamos el primer aniversario de la Ley que afecta a los compradores de vivienda sobre plano en El Mundo.

por Bufete Salmerón

El mundo.es y la edición en papel de este diario en la Comunidad Valenciana recogen el análisis que el Bufete Salmerón realiza sobre la Ley 20/2015 que afecta a los compradores de vivienda sobre plano y que sustituye la anterior (Ley 57/68).

Para nuestro despacho, la nueva normativa provoca una mayor desprotección a los compradores de vivienda sobre plano que ven, entre otras cosas, cómo se reducen las cantidades anticipadas que quedan protegidas, cómo se impone un plazo de caducidad al aval o cómo no se crean mecanismos legales que garanticen a los compradores de vivienda sobre plano que se constituirá un seguro de caución o se les entregará un aval individual.

Basta echar la vista atrás para comprobar como una de las consecuencias más devastadoras de la pasada crisis inmobiliaria ha sido las miles de personas afectadas por la compra de vivienda fallida. Todas ellas temieron quedarse sin casa y sin dinero, un temor que se acrecentaba cuando comprobaban que, además, no se les había entregado un seguro o aval que garantizara esas cantidades.

Sin embargo, los riesgos que asumen los compradores de vivienda sobre plano no acaban aquí, sino que también deben enfrentarse a los contratos de préstamos hipotecarios. Durante los años de la crisis inmobiliaria, hubo aún más afectados por  las malas prácticas bancarias. Las conocidas cláusulas suelo, el IRPH, las hipotecas multidivisa, las cláusulas generalistas que imponen la asunción de los gastos de constitución y formalización de hipotecas al consumidor son sólo algunos ejemplos de lo que puede ocurrir.

Por eso, si durante este año tiene previsto realizar la compra de una vivienda sobre plano, nuestra recomendación más importante es que se deje asesorar por un abogado especializado que le acompañe en todo el proceso, desde el contrato de compraventa hasta la firma de la hipoteca. Más vale prevenir que lamentar.

Ver elmundo.es