201512.29
2

Lo que debes saber para comprar una vivienda sobre plano en 2016

El nuevo año que comienza lo hace, para muchos, con la ilusión de comprar una nueva vivienda. Después de más de 7 años de crisis en el sector inmobiliario, parece que ha llegado el momento de volver a vender obra nueva sobre plano, pero conviene que sepas que algunas cosas han cambiado.

Antes de iniciar la compra, es necesario aprender de nuestros errores y recordar que hay quienes en su momento apostaron por comprar sobre plano y al cabo del tiempo se encontraron con que la promotora no sólo paralizaba la obra de su vivienda, sino que además no se les había entregado una aval bancario y, sin haber consultado al Bufete Salmerón, creyeron haber perdido su casa y el dinero anticipado de la noche a la mañana.

Por eso, aunque nuestros abogados han conseguido en el 100% de los casos la devolución de todas las cantidades entregadas a cuenta más los intereses y las costas incluso cuando el comprador no disponía de aval bancario, conviene ser previsor para evitarse grandes disgustos, acciones judiciales muy especializadas y el siempre desagradable sentimiento de injusticia e indignación.
Así que, aquí va lo que debes saber y hacer cuando decidas realizar la compra:

1º Comprueba quién es el vendedor ¿Es la promotora la titular del solar sobre el que se va a construir la vivienda? ¿Está autorizada la construcción y se tienen todas las licencias necesarias? ¿En qué otras promociones ha trabajo? ¿Es una empresa solvente? Muchas de estas respuestas las puedes encontrar en el Registro de la Propiedad o en el propio Ayuntamiento.

2º Revisa que no haya ninguna cláusula abusiva en el contrato. Algunos ejemplos: que te obliguen a contratar la hipoteca con la entidad con que la promotora mantiene sus préstamos, que el promotor pueda variar el diseño de la vivienda sin tu consentimiento, etc.

¡Ah! Y recuerda que cuando firmes la hipoteca con el banco que hayas elegido, también debes comprobar que no haya cláusulas abusivas en el préstamo hipotecario como las famosas cláusulas suelo que están obligando a que los bancos devuelvan una media de 10.000 euros a quienes las contrataron, cuando existe una acción judicial.

3º Solicita los planos de tu vivienda e información sobre el emplazamiento exacto de la promoción, su superficie útil, la memoria de calidades, la orientación, la eficiencia energética del inmueble, etc, e incluso reúnete con el arquitecto, acuerda con él los cambios que deseas hacer, comprueba que después están hechos sobre plano y pregunta tanto como creas necesario hasta asegurarte de haber entendido absolutamente todo.

4º Es conveniente que sepas que el próximo día 1 de enero de 2016, entra en vigor la nueva normativa que regula las cantidades que los compradores entregan a cuenta en la compraventa de viviendas sobre plano y que han de ser garantizadas por una entidad financiera o aseguradora para el caso de que no se construyera en el plazo previsto en el contrato.

Ahora esas cantidades quedan aseguradas desde la obtención de la licencia de edificación y no desde el momento de la suscripción del contrato. Además, las cantidades aseguradas son las aportadas desde la fecha efectiva del anticipo hasta la fecha prevista de la entrega de la vivienda y, por otra parte, se fija un plazo de caducidad del aval: dos años desde el incumplimiento del promotor de la obligación garantizada sin que éste haya sido requerido por el comprador para la rescisión del contrato y la devolución de las cantidades entregadas.

Así que, asegúrate del precio final ¿incluye el 10% de IVA?, de las formas de pago y la fecha de entrega. Cerciórate de que la promotora cuenta con un aval bancario o con un seguro que garantiza las cantidades entregadas, más los intereses si la vivienda no llegara a concluirse o se retrasara, y pide tu aval individual. Cada vez que realices una entrega monetaria, exige el correspondiente recibo. Además, los ingresos han de hacerse en cuenta especial y separada de la promotora.

5º Antes de escriturar, revisar. Antes de escriturar el inmueble, revisa bien todos los acabados y comprueba que se ajustan a la información de la memoria de calidades, incluso revisa las zonas comunes. Además, comprueba que existe un seguro que cubra los daños que pueda tener el inmueble en el futuro. Recuerda que durante las 72 horas previas a la firma, tienes derecho a disponer de un borrador de escritura y pedir aclaraciones al notario.

Imagen de Renjith Krishnan (FreeDigitalPhotos.net)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *