201812.11
1

Qué hacer con la vivienda familiar en caso de crisis matrimonial o de pareja o con un bien que se comparte con varios herederos

Qué hacer con la vivienda familiar en caso de crisis matrimonial o de pareja o con un bien que se comparte con varios herederos
Rate this post

En una sociedad como la española, en la que los procesos de disolución (separaciones, divorcios y nulidades) aumentan casi un 1% anual -101.294 en el 2006 y 102.341 en el 2007, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)- hay que tener en cuenta factores tan relevantes como que hacer con la vivienda familiar en propiedad de la pareja, en el caso de que uno quiera comprar la parte del condominio a la otra y la propiedad sea indivisible (como por ejemplo, un piso o chalet).
Ante esta situación, pueden darse dos posibilidades:
a) Que los dos estén conformes con vender su parte al otro propietario a la otra parte.
b) Que ninguno quiera dar su “brazo a torcer” y no exista acuerdo de comprar entre ellos o vender a un tercero.

Pues bien, la solución para ambos supuestos la encontramos en la figura o acción de la División de Cosa Común, que es el derecho que tiene individualmente cada copropietario que forma parte de una comunidad de bienes para solicitar la división de la comunidad (artículo 400 del Código Civil)
El objetivo de esta acción es conseguir en primer lugar la disolución del condominio y en segundo lugar la venta de la propiedad ya sea mediante subasta privada (entre la pareja cotitular) o subasta pública (con licitadores extraños, es decir, con intervención de terceros en la subasta que pueden pujar para adquirir la vivienda).

Es muy común en procedimientos que provienen de separaciones/divorcios o herencias. Nuestra experiencia es que se suele llegar a acuerdos antes de la subasta, ya que en el supuesto de que uno de los dueños quiera comprar y el otro se niegue, el procedimiento judicial “le fuerza” a llegar a un entendimiento con la otra parte, puesto que sabe que en la subasta recibirá menos dinero por su participación en la vivienda.
Además, la división de cosa común tiene un tratamiento fiscal mucho más favorable, que en la compraventa, por lo que es muy beneficioso accionar esta figura.
En Bufete Salmerón llevamos numerosos asuntos relativos a extinción del condominio y de división de cosa común, y contamos con un equipo de letrados altamente cualificados, por lo que si Usted se encuentra en esta situación no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *